Zenda: Cuento de Navidad 2020

 El berrinche de Beatriz

 


 

Beatriz se había ido a la cama muy enfada con sus padres. Le habían dicho que las próximas Navidades las pasarían ellos tres en la ciudad en lugar de visitar a los abuelos en su casa del pueblo. Del berrinche que se había llevado le costó conciliar el sueño y solo se tranquilizó cuando su madre le prometió que lo pensarían de nuevo. Con esta promesa en mente cayó rendida en su cama y mientras estaba soñando se le apareció un espíritu.

¿Eres el espíritu de las Navidades?

—Así es. Soy como el del cuento que te ha leído papá muchas veces antes de dormir, ¿me acompañas?

Y ambos marcharon de la mano hacia las Navidades pasadas. Beatriz se vio a ella misma haciendo muñecos de nieve, abriendo los regalos bajo el árbol repleto de bolas brillantes y guirnaldas, jugando con el mastín, leyendo un cuento sobre el regazo de la abuela frente a la chimenea…hasta que el espíritu le preguntó:

—¿Quieres que las Navidades de este año sean como las pasadas?

—Siiiiiiiií, —gritó la niña

—Entonces me tienes que acompañar a ver las futuras.

Esta vez Beatriz solo vio a sus padres, de los abuelos no había ni rastro. Todos tenían la cara triste, incluso el perro estaba tumbado sin moverse en lugar de saltar sobre la nieve. Hasta los troncos ardían con desgana.

—¿Dónde están los abuelos? Siempre nos juntamos en su casa cada Nochebuena.

—Mira Beatriz. En el colegio te abrazas a muchos niños, compartís el balón, los juguetes, los libros. Uno de ellos te contagió a ti y tú hiciste lo mismo con los abuelos. Tú apenas lo notaste, pero ellos ya eran mayores y su cuerpo debilitado por los años no pudo combatir la enfermedad.

—Pero yo no quiero que pase eso, tenemos que hacer algo —respondió la niña a punto de derramar una lágrima.

—Entonces no hay otra solución que cambiar el orden de las Navidades. Estas las pasareis tus padres y tú en la ciudad y los abuelos en su casa del pueblo. Estar tristes o felices ya depende de vosotros. Con tan solo este cambio lograremos que las de los próximos años se parezcan a las que ya conoces. ¿Estás de acuerdo?

—Sí —respondió sin dudarlo.

—Pero yo no las puedo cambiar, eres tú quien debe hacerlo.

Y nada más pronunciar estas palabras el espíritu desapareció y Beatriz abrió los ojos. Todavía era de noche, fue a la habitación de sus padres, se metió en su cama entre medias de ambos como tantas veces había hecho y murmuró:

—Papá, mamá, he decidido que me voy a portar bien aunque pasemos estas Navidades lejos de los abuelos.

 

Y si te apetece leer otras historias navideñas no te pierdas:Dulce Navidad, noche de Reyes, noche de paz, y noche de reyes 2020

 

25 comentarios:

  1. Un muy buen consejo en el cuento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por leerlo y tu comentario. Me alegro que te parezca un buen consejo y en su defecto, sentido común.

      Eliminar
  2. Ójala todos tengamos la influencias del espìruto de las navidades futuras para que decidamos "portarnos bien" aunque sea por egoismo puro y duro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sea por egoismo, por sentido común o por casualidad, que no tengamos que acordarnos de los excesos navideños, y como imaginaréis, no me refiereo a los turrones y el champán.

      Eliminar
  3. Muy buen cuento, Pedro. Muy dulce y con una moraleja estupenda. Mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta, por leerlo y por tu comentario. A ver si entre todos conseguimos tener una Navidad de cuento, aunque sea diferente.

      Eliminar
  4. Buena historia. Me ha gustado. ¡Suerte en el concurso!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias Rafa, me alegro que te guste. Suerte igualmente.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito, me ha gustado la referencia a Dickens y la moraleja, tan necesaria en estas difíciles navidades que estamos viviendo. Mucha suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, el cuento de Dickens es de los más bonitos para recordar cada Navidad. De hecho ya lo utilice para otro concurso de Zenda hace unos años https://www.humoryalgomas.com/2018/01/noche-de-reyes.html
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola, elpedrete.
    Me ha gustado mucho tu historia y esa intervención final de Beatriz.
    Te deseo muchísima suerte.
    Un abrazo enorrrrrme!!

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Towanda. A ver si estrenamos 2021 con buen pie y podemos empezar a dar todos los abrazos pendientes

    ResponderEliminar
  9. Un excelente relato inspirado en el clásico cuento de Charles Dickens. Me ha encantado sinceramente.
    PD: Soy un "rival" en el concurso Zenda ;) Suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miguel por leerlo y comentar. La sana rivalidad hace que nos esforcemos más, así que, ¡sea bienvenida!

      Eliminar
    2. Por cierto Miguel, dime cuál es el tuyo y lo leo, si no lo he hecho ya. Un saludo

      Eliminar
  10. Qué bonito !
    Podían haber puesto algo así como anuncio navideño para concienciar a más de uno
    Suerte , me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Beafina. Me temo que para los irresponsables poco importan los anuncios. El resto ya estamos concienciados.Un saludo.

      Eliminar
  11. Me ha gustado mucho Pedro. Ese final es muy bueno. Mucha suerte y gracias por pasar por mi casa.
    Feliz vida 2021.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, un saludo y a remontar entre todos este año tan malo que dejamos atrás.

      Eliminar
  12. Si todo el mundo hubiese hecho lo que aconseja el espíritu de la Navidad, no estaríamos en la tercera ola.
    ¡Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la sensatez suele ser la mejor vacuna y no hay que esperar a que la validen, pero por desgracia, no nos gusta

      Eliminar
  13. Hola, Pedro. Me ha gustado mucho tu cuento. Resulta muy didáctico. Tras su lectura, todo el mundo debería valorar que vale la pena poner de nuestra parte para acabar con esta terrible situación.
    Muchísima suerte en el concurso.
    Besos apretados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pilar. Seguro que llegarán tiempos mejores no tardando mucho.

      Eliminar
  14. Hola, me ha encantado tu cuento.
    Como te han dicho en otros comentarios, es un cuento con moraleja, como los cuentos de toda la vida.
    Te deseo mucha suerte en ele concurso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Javier. Con moraleja o sin ella, esperemos que seamos todos responsables y pronto nos libremos de esta desgracia de pandemia. Un saludo.

      Eliminar

Por favor, comparte tu opinión

Si quieres estar al corriente de todo, déjame tu email

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.