Cuernos solidarios

 Solidaridad, un infiel y humor

solidaridad, infidelidad, cuernos, mujeres engañadas, marido infiel


 

La desgraciada invasión de Ucrania está dejando una ola de solidaridad por toda Europa, pero siempre hay algún listillo que saca provecho de estas lamentables circunstancias. Este es el caso de Lorna y Tony, un matrimonio británico que decidió adoptar un comportamiento solidario acogiendo en su casa a refugiados que huían del conflicto.

No hay muchos detalles al respecto de cómo comenzó todo, pero sin ánimo de ser exhaustivos, pudo ser algo así como lo siguiente:

—Tony, he recibido el correo de la ONG con las opciones que tenemos de acogida. Nos envían 3 expedientes— ¿Lo miramos?

Si claro, vamos a ello.

—Los primeros son una pareja de octogenarios con problemas de movilidad. Luego una madre soltera de mediana edad con 5 adolescentes y por último una modelo rubia de ojos azules de 22 años. ¿Creo que está claro quién necesita más nuestra ayuda ¿no?

Nunca he tenido tan claro que debía ser solidario, confesó el marido con humor

—Desde luego Lorna.

—Ok, pues respondo que nos envíen a los ancianos.

—No, no, no. Ellos ya han vivido muchos años y seguro que muy felices, aquí morirían de pena. Además, es un viaje muy largo y dudo que lo puedan resistir. Hay que dar una oportunidad a quien tiene toda la vida por delante.

—Ah, pues entonces la madre soltera y su prole.

—Tampoco. La verdad es que me encantaría Lorna, pero en nuestra casa no tenemos sitio para tantos y no vamos a ser tan crueles como para separar a una familia ¿no te parece?

—No sé cariño, no lo acabo de ver claro, pero si tú lo dices.

Y así es como se decidieron por acoger en su hogar a la joven rubia de ojos azules llamada Sofia.

Lo que parecía solidaridad acabó como una novela turca, con mujeres cornudas

Ya desde el primer momento hubo sus roces entre las chicas porque la esposa veía que la ucraniana se entendía mucho mejor con su marido que con ella. Aquello de la solidaridad femenina parecía brillar por su ausencia.

Tampoco contribuyó a la concordia que Tony decidiera instalarla en la habitación de una de sus hijas, a la que no sabemos dónde envió, si a dormir a la ducha, al garaje o con su abuela.

Si cada noche Tony iba a su dormitorio a arroparla y contarla un cuento, como haría con su pequeña, son detalles que se desconocen, pero bastantes cuentos intercambiaron entre ambos porque al final ocurrió lo que sospechaba su pobre mujer, que Sofia y Tony se liaron y acabaron por escaparse juntos.

Ahora la pobre Lorna, a la que suponemos que se le han quitado las ganas de acoger refugiados en su casa, está tramitando su divorcio por infidelidad. Yo creo que esta mujer fue muy mala persona en vidas pasadas y el karma se lo devuelve.

Cornuda por solidaria, parece de chiste

Parece ser que, en la familia de Tony también eran emigrantes que llegaron a Gran Bretaña allá por los años 60. Por eso él tenía bastante sensibilidad hacia los refugiados. Lo que nunca pensó su esposa es que tuviera tanta como para dejarla plantada a los 10 días de conocerse.

Y todo esto delante de las narices de la mujer que, como buena inglesa de pura cepa, no hablaba ningún idioma salvo el suyo, mientras que su marido se entendía con el eslovaco, que parece ser que es muy parecido al ucraniano.

Lorna notaba algo raro durante las comidas. Se ponían ojitos y cuando ella preguntaba qué había dicho la rubia, su marido respondía que le había pedido la sal. A veces incluso traducía algo así como alabando lo buena cocinera que era, pero a Lorna tanto halago comenzó a parecerle sospechoso.

Tiene gracia la infidelidad…si le ocurre a otro

Cuando veían la tele por la tarde lo mismo. Entre ellos se decían muchas cosas y cuando preguntaba a su marido le respondía que simplemente estaba traduciendo la película, para que no se aburriera. ¡Pero si es una de Stallone dando guantazos!, ¿qué hay que traducir ahí? Y ella ¿por qué responde?

Pero esto es como lo que vemos en las ruedas de prensa. Creo recordar que le pasó a Clemente cuando era seleccionador de España. Él se explayaba con las preguntas de los periodistas durante un buen rato y el traductor se limitaba a un par de frases. O tenía una gran capacidad de síntesis o se lo inventaba. Pues aquí la revés, de media frase de Rocky ellos mantenían una conversación.

Divorcio por infidelidad… ¿qué esperabas?

En este hogar británico los cuernos han surgido tan rápido como en el reality de la infidelidad por excelencia. Pero eso es lo que tiene el amor, que cuando lo buscas no aparece y cuando menos te los esperas salta la liebre…o el conejo.

Aunque esta noticia ha sido muy sonada, parece que esto no es algo que sea tan inusual. Una amiga, que por el trabajo de su padre sabía de lo que hablaba, decía que eran muy frecuentes los líos entre las parejas de vigilantes o policías que hacían juntos las rondas nocturnas sin importar que tuvieran a sus parejas esperando en casa.

El roce hace el cariño. Así que imagínate patrullando en unos grandes almacenes los dos solos noche tras noche, con lo aburrido que debe ser eso. Hasta que un día pasas por la sección de dormitorios…y se prueba el colchón.

Mi pareja me engaña…se ha ofrecido a tirar la basura

Pero no es este el caso más sorprendente del que he tenido notica. Una vez escuché que un tipo mantenía una doble vida y tenía 2 mujeres distintas. No sé si ambas eran un poco inocentes ni a qué se dedicaba el hombre ese como para poder justificar las ausencias prolongadas en cada uno de los hogares.

Hasta ahí tampoco es nada que no se haya escuchado ¿no? La verdadera novedad es que el hombre mantenía ambas relaciones en el mismo edificio. ¿Os imagináis en la junta de vecinos ambas mujeres hablando de “su” marido? Probablemente no irían nunca porque viendo tantas similitudes entre “ambos” esposos seguro que se las ocurría presentarlos, que siendo tan parecidos seguro que se iban entender bien y a hacerse amigos.

Al final lo acabaron pillando, y de la forma más tonta. Un día bajó a tirar la basura a la calle y al volver… ¡lo hizo a la casa equivocada!

—Pero ¿no estabas de guardia en el hospital?

Pues sí, estaba de guardia, pero con la otra.

Ya veis lo malo que es hacer las tareas domésticas cuando no se está acostumbrado.

Fiesta solidaria…pero con otra

De casos peores existen noticias. Cuenta una pobre mujer engañada que tenía mucha ilusión en prepararle una fiesta sorpresa a su novio por su cumpleaños. Se escabulló del trabajo para hacerlo, pero no todo salió como ella esperaba. Su novio acabó poniéndole los cuernos con su mejor amiga durante la misma.

Pero después de una faena así el karma la compensaría. Pues me temo que no, cuando fue al trabajo al día siguiente la despidieron. Si es que las desgracias nuca viene solas.  Y si dejas tirados a tus clientes ¿qué esperabas? ¿un ascenso?

Ya para terminar te cuento una frase que leí por internet, si ella te dice que ya no hay química es porque está haciendo experimentos con otro tubo de ensayo, je, je.

No me gustaría que pienses que me lo invento, así que aquí puedes leer la noticia. Los periódicos serios no te dan tantos detalles, pero ya sabes que yo hago una labor de investigación al detalle.

Y tú ¿conoces casos de cuernos divertidos? Pues compártelos en los comentarios…lo puedes hacer de manera anónima, je, je.

 

 

 

 

 

"Volvemos" a la nueva normalidad

 La nueva normalidad con humor

nueva normalidad sin mascarillas lanuevanormalidad nos quitamos la mascarilla


Aunque todo esto te parezca un “déjá vu”, es cierto, volvemos de nuevo a la sexta nueva normalidad, al sexto doblegamiento de la curva y a todo lo que nos han dicho nuestros políticos a lo largo de estos 2 años largos después de cada ola.

El comité de expertos que asesora al gobierno estima que la población ya estaba hasta el gorro de la mascarilla y como se preveía una pérdida de votos, pues ale, una buena noticia para el populacho y nos conceden la gracia de quitárnosla.

Imagino que no te habrá sorprendido que el comité de expertos no estuviera compuesto por médicos, virólogos, epidemiólogos …Ya sabes que la salud es lo que menos les preocupa a nuestros dirigentes, lo importante son los votos y para eso en dicho comité lo que abundaba eran los politólogos y los expertos en encuestas. Esta vez pasaron de Tezanos porque ya se sabe que no hila muy fino y aquí se trataba de acertar.

Pero… ¿qué es la nueva normalidad?

Pues hace tanto que no hacemos una vida normal que ya casi ni nos acordamos, pero es eso de sin mascarilla por la vida y ver entera la cara de las personas.

Dicen que el cerebro humano tiende a completar lo que no captan los sentidos en su totalidad. Así, cuando hablamos con una persona por teléfono nos imaginamos que tiene cierto aspecto, lo mismo con los locutores de radio. Yo nunca acierto, quién tiene voz de grandote resulta ser escuchimizado y la que responde con voz de rubia, es más morena que la de Julio Romero de Torres.

El caso es que yo debo tener el cerebro afectado o con los ajustes mal porque ahora que he visto las caras de la gente no reconozco a casi nadie. Y no es que la gente sea más o fea de lo que imaginé, sino diferente.

De hecho, a la gente que he conocido con mascarilla los reconozco por las gafas, ropa, corte de pelo…y a los que conocí sin ella, ahora que se la han vuelto a quitar, a muchos los recordaba de otra manera.

Esto ya ocurría antes y de hecho me lo contó una persona que trabajaba en la industria alimentaria, donde tienes que ir con gorro para que el cliente no encuentre un pelo en la sopa. Me decía que, los que tenían cara de tener una buena mata de pelo estaban calvos y a los que les pegaban las canas tenían el pelo más negro que en un anuncio de Grecian 2000.

Y qué hago con las mascarillas acumuladas

La escasez de mascarillas inicial hizo que todos acumuláramos en cuanto pudimos. Es como lo del papel higiénico, que pensando que se iba a acabar compramos todo el que nos cupo en casa.

Con esto no hubo problema, confinados o no, seguimos yendo al baño, ¿pero qué salida le damos a unas mascarillas? El español es imaginativo por naturaleza, y como muestra este par de jubilados que ya saben cómo darles un nuevo uso.

 

jubilados en la nueva normalidad sin mascarillas lanuevanormalidad nos quitamos la mascarilla

 

 

Y porque no estaban paseando al nieto, que seguro que le ponen otra en lugar de babero para que no se manche con el potito de verduras.

Reuniones de vecinos, bodas y entierros… sin mascarilla en interiores

Hasta ahora solo podían bajar juntos en el ascensor los convivientes, así que si te encontrabas con ese vecino al que no aguantas y con el que no te sale hablar ni del tiempo no había problema, lo prohibían los reglamentos. Seguro que en las próximas reuniones de vecinos hay quién propone seguir con esta norma ¡hay que ser prudentes!

En las bodas, con eso de que se come, ya nos habíamos visto las caras, aunque da igual, lo difícil siempre ha sido conocerse al día siguiente; sin maquillaje, peinados sofisticados y vestidos de “normal”.

La nueva normalidad en las empresas

Con mascarilla puesta la cara de asco que te producía hablar con tu jefe ni se notaba y los bostezos se disimulaban bastante bien. Con la nueva normalidad todo eso se ha acabado ¡que no se te escape!

Tampoco podrás hacer gestos lascivos con la lengua a los cachitas del gimnasio ni hacer burla a ese funcionario que no hace más que ponerte pegas.

Ahora las mujeres ya tienen que volver a maquillarse y los hombres a afeitarse, que yo ya había visto a algunos a los que la barba les comenzaba a rebosar la mascarilla por los laterales.

Sin mascarilla en interiores…y si me lo pillo

Mírate al espejo. ¿qué ves? ¿eres feo? Pues entonces te lo vas a pillar si es que no lo has padecido con anterioridad. Tras 2 años de pandemia ya existen datos para averiguar los secretos que hay detrás de los contagios.

Según un estudio de la Universidad Cristiana de Texas los feos tienen más probabilidades de infectarse por Covid 19 y otras cosas. Si el resultado hubiera sido que los ateos se lo pillan más…pues sí que podríamos pensar que el estudio está un poco sesgado, pero no creo que los cristianos tengan nada contra los poco agraciados.

¿Y cómo se llegó a esta conclusión? Pues eligieron 79 mujeres y 80 hombres… ¿echarían a una por demasiado fea? (en estadística a esos se les llama los “outliers”) Les hicieron fotos y les tomaron muestras de sangre.

Entre todos ellos había algunos individuos que mostraban mayores niveles de células inmunes asesinas y de fagocitosis. Luego mostraron las fotos para que otra gente determinara quienes podían ser catalogados como guapos o feos y al cruzar los datos vieron que existía correlación entre ser feo y tener menos células inmunes.

Si eres feo te infectas…así es la genética

Parece un poco cruel, pero es que la naturaleza no se anda con miramientos, si eres feo te lo pillas y al otro barrio, que la raza tiene que mejorar y eso no ocurre con los “difíciles de ver”.

Eso me hace recordar un libro que leí hace tiempo de porqué a las mujeres les gustan los hombres de culo estrecho y a nosotros ellas nos gustan con curvas. En un estudio antropológico muy serio afirmaba que un hombre de culo estrecho corre más y es mejor cazador que el gordito al que se le escapan todas las gacelas. Cazando más se mantiene mejor a la prole.

Además, el gordito era más apetecible y presa fácil para los leones. Recuerda el chiste ese de 2 hombres que se encuentran al rey de la selva en medio de la sabana y uno comienza a correr mientras el otro le dice “no vale la pena, nunca serás más veloz que un león” a lo que el otro responde” me basta con ser más rápido que tú”.

Por otro lado, una mujer voluptuosa es más fértil, tienes menos problemas al parir y amamanta mejor, luego cumple con nuestro “mandamiento” de esparcir nuestra semillita. No le llames salido, es el instinto que le vino con la naturaleza.

Adaptarse a la nueva normalidad… a mí me llega un poco pronto

Más de 2 años de mascarilla han sido suficiente para todos menos para algunos indecisos que tardaron en arrancarse con la ortodoncia. No parece que fuéramos a estar tanto tiempo, pero cuando al final pensaron que esto iría para más largo y se dijeron “ahora que no se me nota, me arreglo la boca” …pues te han pillado, para la próxima oportunidad, decídete antes.

Bueno, para todos, los de la ortodoncia incluidos, que se vean esas sonrisas bien amplias no vaya a ser que la nueva normalidad dure menos de lo que quisiéramos.

 

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.