¿Mesa electoral en las europeas?, ¡a ver qué me invento!

 

mesa electoral con humor, presidente elecciones, vocal mesa electoral

 Imagen generada con IA

 

Parece que en España últimamente nos pasamos la vida de elecciones, municipales, autonómicas y generales, con lo que las probabilidades de que te toque ser mesa electoral se multiplican.

Pero no todo está perdido, hay muchos motivos por los que te puedes librar. Unos son oficiales, otros son un tanto más jocosos, por lo que la efectividad está más limitada.

¿Te interesaría conocerlos? Pues vamos a ello, con los divertidos, que para los serios ya tienes la información oficial.

Según el Ministerio del Interior, las razones para ser relegado de participar como mesa electoral en la “fiesta de la democracia” se dividen en 25 categorías.

Quizás pienses que la más frecuente es la de razones médicas o enfermedad, pero no, esa ocupa la segunda posición en el ranking. El bloque más importante de motivos para solicitar que te excusen de pasarte todo el domingo detrás de una urna es el de “otros”.

Esto significa que son motivos que no pueden ser catalogados dentro de las categorías normales. Vamos, gente que le echa un poco de imaginación a ver si cuela.

 

Con mi enfermedad no puedo ser mesa en las próximas elecciones

Dentro de la categoría de enfermedades, aparte de esas que certifica un médico, un ciudadano francés esgrimió que no podía serlo porque sus hemorroides le impedían estar mucho tiempo sentado.

Cuentan que a sus vecinos les extrañó verlo en un bazar comprando un flotador en pleno invierno.

Pero no solo las enfermedades propias sirven como argumento, también las ajenas, y no nos referimos que se tenga que cuidar de un familiar.

Una mujer norteamericana arguyó que su perro estaba deprimido y que no podía dejarle solo. Quizás se temía que el animal se suicidara y tenía que vigilarlo. Otra tenía un problema con su gato, que estaba enfermo y requería de su atención.

Ya me imagino a la junta electoral correspondiente respondiendo que no se preocupara que, en el peor de los casos, todavía le quedarían 6 vidas más.

Y lo que digo yo, ahora con la ley de bienestar animal, ¿no serían válidos los argumentos anteriores? Recuerdo que a una mujer le pusieron una multa por dejar al perro atado a una farola mientras entraba a la farmacia.

Porque, ya me dirás si no tienes quién te saque al perro a hacer sus necesidades, después de todo el día en el colegio electoral, llega a casa y directo a por la fregona, aparte de que lo mismo te condenan por abandono de chucho, sin importar que el susodicho haya estado mucho mejor que su sufrido dueño.

El tema anímico, tampoco parece un motivo de suficiente peso, tal y como le respondieron a ese señor que se declaraba deprimido porque su hámster había fallecido poco antes.

Si esto colara ya me imagino el anuncio de Wallapop: “compro hámster muerto para librarme de pringar en las elecciones

 

Lo siento, pero necesita mis cuidados

Hay ciudadanos que se excusan en que tienen que estar al cuidado de algún ser vivo, pero argumentar que tienes que dar de comer a los peces, no parece un argumento muy sólido.

Tampoco el cuidar de las plantas, por muy delicados que sean los bonsáis, como así explicó un hombre en las últimas elecciones autonómicas.

Regar las plantas tampoco parece una excusa muy creíble, por mucho que te empeñas en que las gusta a una hora determinada del día que coincide con el que debes estar en el colegio electoral.

Y ni, aunque tus plantas sean carnívoras, por muy exótico que eso sea, deja las moscas volando por la habitación que ya se encargan ellas de zampárselas sin tu ayuda.

Sí, hubo quién intentó escaquearse por esto.

 

Nuevos tiempos, nuevas excusas para librarse de pringar en las elecciones

La tecnología ha traído grandes avances, pero no cabe duda de que algunos problemas ha causado, como es el caso de las adicciones al móvil.

Un tipo muy avispado utilizó su adicción como excusa para no ser presidente de su mesa electoral. Con el argumento de que está muy enganchado a las redes sociales y que no puede pasar ni 5 minutos sin revisarlas, pretendía librarse de sus obligaciones democráticas.

Y al hilo de las aficiones, la del fútbol que, mayoritariamente se juega en domingo, seguro que ha creado muchos dolores de cabeza.

Imagina que te pasas toda la temporada esperando a que tu equipo ascienda, que gane un campeonato o que simplemente uno de los grandes visite tu estadio…y eres vocal de tu mesa.

Pues esto le pasó a un tipo, pero como los colores y el escudo tiran mucho, llego a contratar a un doble. No se debía parecer demasiado, porque acabaron pillándole.

 

Viva la democracia, pero yo tengo una cita ineludible

Ahora que, los de Amazon reparten incluso los domingos, puedes encontrarte en esa situación. Si es ese tu caso, lamento decirte que te vayas olvidando de utilizarlo, porque ya hay quién lo ha intentado sin ningún éxito.

Tener un curso de zumba, tampoco te va a servir, también hay quién ha intentado utilizarlo, y no es que la junta electoral tenga especial inquina con el baile, es que no tragan con ningún tipo de curso.

Tampoco que estés convocado a una partida de parchís o que seas finalista en el campeonato de mus de tu barrio. Lo más que podrás hacer es echarte una partida en el colegio electoral si es que no hay mucha actividad.

Yo he llegado a ver a señoras haciendo ganchillo entre votante y votante.

Tengo otras prioridades a ser presidente de una mesa electoral

Eso de tener cosas más importantes que hacer, pues es relativo.

Que coincide con tu cumpleaños y ya has encargado la tarta, pues que se la coman los invitados y les pides que te reserven un trozo para cuando vuelvas por la noche.

Que tenías mesa reservada en un restaurante de esos de 3 estrellas en los que hay que pedir cita con meses de antelación…pues eso que te ahorras. Incluso puede que hagas negocio si vendes la reserva por internet, los ricachones pagan auténticas fortunas por tener las cosas cuando se les antojan, sin tener que esperar.

Tampoco se apiadan de ti en la junta electoral si esgrimes que tienes un examen importante a la vista. Ni siquiera si te firma un certificado tu madre, como esos con los que te librabas de la clase de gimnasia.

Yo vi en las últimas elecciones generales a un opositor en un extremo de la mesa mientras el resto, muy amables, le hacían el trabajo.

Allí estaba el pobre, con sus auriculares en busca de concentración, acompañado del código civil y subrayando en fosforito una copia del BOE.

 

Lo siento, pero no me fio de mi marido

Una señora, que esperemos no fuera de Podemos, adujo una excusa muy poderosa para no poder ser presidenta de su mesa electoral, no podía dejar solo a su marido.

Decía que no se atrevía a dejarle a solas en casa porque no sabía ni freír un huevo y que se temía que podía ocurrir un accidente simplemente calentado la comida o abriéndose una lata. Que ella tenía que hacerlo todo.

No sé si el hombre sería tan inútil como su señora mencionaba, pero me temo que ni con el más gañán del mundo como consorte, te libras de cumplir con tus obligaciones electorales.

Si no puede quedarse solo en casa, que te acompañe y que dejen irse a otro.

Aunque lo de echar la culpa a la media naranja es muy socorrido en múltiples ocasiones. Yo conozco a uno que, para no dar explicaciones de por qué dejaba la plaza de garaje que  tenía alquilada, simplemente le dijo al propietario…”no, si la plaza me gusta, pero es que mi mujer no es capaz de aparcar en ella”

El dueño ni se atrevió a intentar convencerlo.

 

 

Bueno, pues ya tienes un listado de excusas para librarte de ser mesa electoral. Todas estas, ya están probadas y…no funcionan.

Si conoces alguna que sí que haya colado, no seas egoísta y compártela en comentarios.

A reírse de los muertos y sus cosas

 

Hasta que la muerte nos separe…o quizás no

 

 

entierro, muerte, herederos, hasta que la muerte nos separe
Imagen generada con IA

 

Seguro que conoces esa frase célebre de “hasta que la muerte los separe”, pero resulta que hay quien ha pensado que no tiene necesariamente que ser así, que se puede retrasar un poco. No te pierdas estas historias… ¡están de muerte! Y nunca mejor dicho.

 

No está muerto, … es que es muy pálido de piel

Hace poco saltaba la noticia de una mujer brasileña que fue con su tío a sacar dinero de un banco, el equivalente a unos 3000€. ¿Algo normal verdad? La mayoría de las veces así es, pero en este caso la peculiaridad es que el hombre estaba muerto y con muy mala cara.

Así como lo lees. La buena mujer se presentó en el banco con su tío en una silla de ruedas para retirar la mencionada cantidad de dinero.

Lo más gracioso de todo es que, tratándose de un banco había cámaras de seguridad y todo quedó grabado. El tío tenía una pinta de acartonado que daba pena verlo. Yo creo que he visto maniquís con más vida que ese hombre.

El caso es que la mujer intentaba disimular con frases de ánimo como “venga tío, firma aquí, que yo no puedo hacerlo por ti” e incluso le cogía la mano para hacer que era él el que firmaba.

Los empleados del banco estaban un tanto atónitos y le preguntaban a la sobrina si su tío se encontraba bien. Hasta tal punto le vieron un tanto “perjudicado” que llamaron a los servicios de emergencias y acabaron por certificar lo evidente, que el hombre estaba fiambre desde hacía un par de horas.

Ahora la sobrina no solo se quedó sin el dinero, sino que se enfrenta a 2 delitos. Uno por fraude y el otro por profanación de cadáver. Tengo que reconocer que yo tenía otra idea de lo que era eso de profanar un cadáver.

 

Unos muertos muy vivientes

Pero no es la de la mujer brasileña la única historia del mismo tipo. En un pueblo de Japón, una familia logró mantener en secreto la muerte de su padre durante 30 años para seguir cobrando su pensión.

Pero claro, 3 décadas son muchas y el anciano se convirtió en el hombre más longevo de la historia de su localidad, así que las autoridades tuvieron la buena idea de hacerle un merecido homenaje.

El día previsto, el anciano no se presentó a recoger su premio, claro, con esa edad, el pobrecillo tendrá problemas de movilidad, pensaron las autoridades. Entonces decidieron que lo correcto sería ir a su casa para entregárselo en mano.

Así que, las autoridades y la prensa, se presentaron en el domicilio del plusmarquista en longevidad y se toparon con la triste realidad, los restos momificados del hombre y a una familia avergonzada.

Fíjate lo que son los tópicos. Los españoles con fama de pícaros y los japoneses de honrados trabajadores…pues no siempre es así.

Pero tampoco otras nacionalidades se quedan atrás. Una mujer inglesa “estiró” la vida de su madre para cobrar su pensión e incluso llevaba a la oficina correspondiente análisis médicos para justificar que seguía viva.

Supongo que serían los de otra persona con el mismo nombre. Te imaginas que esos análisis tuvieran unos niveles de algo propios de un embarazo … en una anciana.

 

Un poco de alegría que tras la muerte hay herencia

Un hombre sudafricano sufrió un ataque de asma y su familia, que se ve que lo quería un montón, lo dio por muerto sin siquiera avisar al médico.

Llamaron a los servicios funerarios y se lo llevaron a la morgue. Unas horas después se despertó y, viéndose en aquel lugar, muerto de frio y rodeado de cadáveres, comenzó a gritar, haciendo que huyeran despavoridos los empleados de la funeraria.

Por suerte, al rato volvieron y descubrieron que no se trataba de un fantasma. Lo llevaron al hospital, donde permaneció menos horas de las que estuvo dado por muerto. No se sabe si es que se encontraba bien de salud o que quería llegar antes de que sus herederos universales se fundieran la herencia.

 

El funeral al estilo Peret

Pues sí, en Yemen, cuando estaban a punto de enterrar a un hombre que se suponía muerto, este despertó justo a tiempo. Dicen las crónicas periodísticas que después de la primera palada de tierra.

Imagínate la sensación, te despiertas por un ruido…y es el de la tierra cayendo sobre tu propio ataúd. Hay ocasiones en que se agradece ser de sueño ligero.

El caso es que, ya que estaban allí todos los familiares y amigos reunidos, pues decidieron hacer una fiesta para celebrar la resurrección. Aunque de colores un poco tristes, seguro que incluso estaban vestidos con sus mejores modelitos.

Así que como dice la canción, no estaba muerto, es que estaba de parranda.

 

Declaración de herederos…el que llegue primero tras la muerte

¿Para qué le sirven a un muerto sus pertenencias? Pues eso debieron pensar en el hospital al que llevaron “fallecido” a un conductor tras un accidente.

Cuando llegó su mujer se lo encontró en una camilla con el informe de su propia autopsia en la mano. Parece ser que cuando estaban a punto de abrirle para determinar la causa de la muerte, un médico se dio cuenta de que sangraba por la cara.

Entonces decidieron coserle la herida, pero como estaba “muerto” pensaron que no sería necesaria anestesia y se despertó del dolor.

Ya ves, ni desfibrilador ni pamplinas, unas agujas “mágicas” y vuelves a la vida a toda prisa.

Eso sí, una vez se pasó la alegría de encontrarse vivo, tuvo que asumir que le habían desplumado. Seguro que se alegró de no tener muelas de oro.

 

Que no me pille la muerte sin las tareas hechas

Es lo que debió pensar una anciana china que fue encontrada por su vecino desplomada en su casa. Viendo que estaba muerta y, siguiendo la tradición china, la colocaron en un ataúd abierto en su propia casa para que “descansara” unos días antes de su entierro.

El caso es que cuando entraron a verla un día antes del funeral se encontraron el ataúd vacío y a la mujer en la cocina. Dijo que se había despertado y, como tenía hambre se había puesto a prepararse algo.

Eso sí que es una abnegada ama de casa, porque la encontraron en la cocina, pero seguro que antes se había dedicado a limpiar el polvo, hacer las camas, ir a por el pan…

Yo voy a pedir que me entierren según el rito chino. Unos cuantos días en casa tranquilamente en el ataúd y, cuando comience a desprender olor, ya que me lleven a la fosa, no antes.

 

 

Así que ya ves que eso de que “hasta que la muerte os separe” no siempre es del todo cierto, hay quién intenta alargarlo un poquito más. Si conoces algún caso similar, no te cortes, cuéntanoslo en comentarios.

 


 

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.