Pastel de felicidad

 



Os presento una receta muy especial que no me enseñaron en mi curso de cocina


1.      Untamos un molde confortable con paciencia.



2.   Sobre una buena base de salud, ponemos láminas de sabiduría, fortuna, alegría, escapadas, aventuras, pasión, amor, conversaciones…y de todo aquello que  nos guste. Si lo deseamos, podemos incluso poner doble capa de algún ingrediente.



3.    En medio del pastel, un buen trozo de pareja y a su alrededor, muchos pedacitos de familia y amigos, distribuidos uniformemente hasta cubrir toda la superficie.



4.     Lo adornamos con tiras intercaladas de respeto, cariño y sinceridad.



5.     Espolvoreamos picante al gusto.



6.     En un horno muy grande, de unos 200 m2 con piscina y jardín, horneamos durante 40 o 50 años a una temperatura de entre 15ºC y 35ºC.



7.     Añadimos de vez en cuando un chorrito de vino, cerveza u otra bebida espirituosa.



8.     Dejamos reposar otros 40 o 50 años



Recomendación: está más sabroso si se comparte.
 
 
En todo caso, para pasteles más tradicionales, no te puede faltar un buen molde o un libro con las mejores recetas de repostería
 
Que disfrutes de tu pastel
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, dinos lo que piensas

Si quieres estar al corriente de todo, déjame tu email

 
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.